Saltear al contenido principal
Artrosis – Tratamientos No Medicamentosos: Perder Peso Para Sufrir Menos

Artrosis – Tratamientos No Medicamentosos: Perder Peso Para Sufrir Menos

Reducir su peso del 10 – 15 % mejora la función de las articulaciones. Se sabe también que adelgazar, disminuye el dolor y puede retrasar o evitar la cirugía: Perder sólo 5 kg ayudaría a mermar la posibilidad de llegar a la intervención quirúrgica entre un 20 y un 25 %.

La sobrecarga ponderal ejercita un efecto biológico sobre las articulaciones, lo que lo desgasta prematuramente.

La obesidad, expone a riesgos graves de hipertensión, la diabetes y de enfermedades cardiovasculares. Se sabe también que tener sobrepeso u obesidad multiplica por 4 o 5 el riesgo de artrosis por un efecto mecánico, pero también porque la sobrecarga ponderal ejercita un efecto biológico sobre las articulaciones.

Se determina la obesidad con el índice de masa corporal (IMC), es decir, el informe de la masa sobre la altura cuadrada: entre 25 y 29,9, uno está en sobrepeso, a partir de 30, es obesidad.

Adelgazar disminuye el dolor

Las articulaciones más frecuentemente afectadas son la rodilla, la cadera y las de la columna vertebral. No obstante, las otras articulaciones como el hombro, el tobillo y el puño pueden estar afectadas también. La artrosis de dedos (artrosis digital) es también muy frecuente, sobre todo en las mujeres.

La  gonartrosis o artrosis de la rodilla y los dolores lumbares están asociados frecuentemente con la obesidad.  Sin embargo, a nivel de los dedos, la causa no es únicamente la sobrecarga ponderal, está incluido también el factor bioquímico, la acumulación de citoquinas en los tejidos grasos. En resumen, el tejido adiposo es un reservorio de substancias generadoras de artrosis en las cuales habrá que añadir los factores bioquímicos.

El diagnóstico de la artrosis en una persona obesa está basado en sus localizaciones. La manera en la que los dolores se manifiestan es también importante: si son frecuentes, son llamados mecánicos en relación a los movimientos, al cambio de postura, con o sin hinchazón de rodillas, dedos.

Soluciones anti-artrosis no medicamentosas

¿Cómo evitar la artrosis?  Ante todo, hay que tener una buena higiene de vida y mantener un peso normal.

No hay tratamiento específico de la artrosis. Para curar la artrosis, los tratamientos no medicamentosos son eficientes y aportan resultados muy satisfactorios, en particular cuando se trata de la rodilla o la cadera.

Adelgazar en caso de obesidad o gordura. Perder de 5 % hasta 10 % de su peso,  ayuda a veces a eliminar los dolores en caso de artrosis de la rodilla, aligerando la carga que pesa en la articulación.

La práctica regular de ejercicios físicos, de 15 hasta 30 minutos, 3 veces por semana: marcha, aerobia, refuerzo muscular adaptado, etc. La intensidad de los ejercicios debe adaptarse según las variaciones de la intensidad del dolor.

Fisioterapia si es necesario.

Alimentación en caso de artrosis. En materia de salud general, la nutrición es un campo demasiado desconocido, a menudo menospreciado, a veces mal interpretado y por lo tanto mal utilizado. La influencia de los alimentos es capital y muy importante en los mecanismos inflamatorios del cuerpo humano. Efectivamente, comer bien y mejor, ayuda al cuerpo a vivir sin dolor.

Inflamación, dolores, la buena noticia: es posible detenerlos. Para tener un cuerpo sin dolor (sin olvidar el reequilibrado postural y muscular), y cuando estas medidas no son suficientes, la NUTRITERAPIA aporta soluciones Nutri-naturales eficientes para aliviar los dolores del cuerpo.

Antes de concluir este articulo; tengo algo que proponer a todos los que padecen artrosis y sufren muchos dolores en el cuerpo. He creado un programa de coaching especial artrosis denominado: “Coaching-Vivir Con Un Cuerpo Sin Dolor” para asistir a los que sufren diferentes tipos de dolores en su cuerpo. Para beneficiarse de este programa especial, siga este enlace para ponerte en contacto con nosotros.

En todos los casos, y aún más cuando existe obesidad, es al respetar principal y    escrupulosamente las reglas de higiene y de buen comportamiento alimenticio cuando uno puede reducir los riesgos de artrosis. Bajar de peso, hacer ejercicio debe ser uno de los objetivos diarios. Reducir su peso en un 10 % mejora la función de las articulaciones. Se sabe también que adelgazar, disminuye el dolor y puede retrasar o evitar la cirugía: cambiar el estilo de vida,  perder sólo 5 kg ayudaría a mermar la posibilidad de llegar a la intervención quirúrgica en un 25 %. Pero con la condición de adelgazar lentamente, y siguiendo una buena dieta.

En fin, ya sea por la artrosis o por los demás riesgos, a veces más graves, que puede acarrear la obesidad, es importante escuchar su cuerpo y darle otros medios de expresión diferentes que el dolor, el malestar…

¡Salud!
DietaImpulsaSalud2P.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba